Los transmisores de temperatura fueron desarrollados con el objetivo de poder transformar las variaciones de tensión o resistencia derivadas de la temperatura en señales de salida. Son usados ampliamente en los procesos productivos del sector industrial.